NAVIDAD 2018

En nuestro Hemisferio, el viaje del Sol hacia el sur, alcanza su zénit en el solsticio de invierno. Su luz se repliega hacia dentro iluminando los mundos internos y sumiendo, la naturaleza externa en su ausencia.

Dice la Tradición que el tiempo en el que el Sol retorna, es un tiempo propicio para purificar lo interno, iluminar la sombra,  desvelar lo oculto…

Si has hecho bien este trabajo

 cuando el sol duerme,

ahora, en el nuevo periodo que recién comienza, toca despertar con él, en el amanecer de la luz.

Quiero pensar que nuestra navidad guarda aún, la esencia de ese antiguo conocimiento que sabe del misterio de la luz…y que nos dice que la Navidad no es nuestra, pues pertenece al Sol y al milagro de su luz.

Te deseo

 una NOCHE,  una NAVIDAD

y  un AÑO 2019

 llenos de  SALUD, PAZ, AMOR y SABIDURÍA

Rafael

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *