NO TE RESISTAS AL AMOR

“Tu tarea no es buscar el amor, sino simplemente buscar y encontrar todas las barreras dentro de ti que has construido contra él“  Rumi

Si pudieras comprender que tu estado natural, más pleno, integro y completo, ya se encuentra en tu interior, dejarías de construir enrevesadas y complicadas estructuras psicológicas, que en lugar de acercarte te alejan aún mas de tu verdadero Ser. Dichas estructuras conforman tu personalidad, y requieren de un gran gasto energético para ser mantenidas, pues toda personalidad es la suma de multitud de hábitos y condicionamientos cognitivos, emocionales y motrices, a los que falsamente le atribuyes un sentido de unidad e identidad, con el fin de aliviar la angustiante sensación que supone la ausencia de Ser. Si en lugar de construir nuevos condicionamientos, basados en el esfuerzo y la exigencia, pudieras entrar en la aceptación y en el no esfuerzo… Si pudieras transitar de la tensión de construirte, a la distensión que supone deshacerte…todo sería más fácil y natural. La profunda enseñanza de los Yogasutras dice al principio, que solo en la quietud de los procesos mentales el Ser se revela y más adelante, Patanjali sugiere ser como el agricultor, que para regar su campo, solo elimina los obstáculos que impiden que el agua fluya. Tu Ser, al igual que el agua de riego, siempre esta ahí, pero no puede fluir bien, si tu personalidad está demasiado activa.

Por consiguiente el Amor, expresión genuina del Ser, no puede fertilizarte por mucho que lo desees, si tu no te haces a un lado. La personalidad no puede conocer el Amor, solo conoce el par de opuestos atracción-aversión, placer-dolor, «amor»-odio. El Amor, sin embargo, es una fuerza unitaria que surge y se expande en todas direcciones, como una ofrenda eterna. Es la expresión pura de Ananda  -Dicha, Bienaventuranza- una de las 3 cualidades que representan al Ser y que a diferencia de sukha -placer, alegría…- no tiene contrario.

«Solo un corazón rebosante de Felicidad es capaz de Amar» decía Maharishi Mahesh Yogi. El Amor no puede surgir del estado de separación, carencia y desintegración que supone la personalidad, solo puede nacer de la Unidad y de la experiencia de la Dicha que no depende de nada externo, solo puede brotar de la plena consciencia del Ser que eres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *